Testimonios notariales

Primera temporada



Primera sesión - Iturbide Galindo Adrián R.


Testimonios Notariales reúne anécdotas y experiencias de grandes juristas que han dejado huella en el notariado mexicano.

En el año 2018 se inició con la grabación de la primer temporada de “Testimonios Notariales” en donde se contó con la valiosa colaboración de:

Adrián R. Iturbide Galindo
Carlos Prieto Aceves
Bernardo Pérez Fernández del Castillo
Fausto Rico Álvarez
Jorge Alfredo Domínguez Martínez
Ignacio Morales Lechuga.

La mayoría se dieron cita en las instalaciones de nuestro H. Colegio de Notarios para compartir las vicisitudes que a lo largo de su vida personal y profesional tuvieron que sortear para lograr lo que al día de hoy han obtenido.


Primera sesión

Iturbide Galindo Adrián R.
Octubre 2018

Adrián R. Iturbide Galindo obtuvo el grado de licenciatura en derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México en el año 1966 con la tesis “Régimen jurídico de los bienes de las empresas nacionalizadas.”.

El 13 de diciembre de 1972 resultó triunfador del examen de oposición obteniendo así la patente de notario 136 del Distrito Federal, hoy Ciudad de México.

Ha sido integrante del Consejo del Colegio de Notarios en diferentes bienios, y Presidente del mismo durante el bienio 1988-1989.

Por su destacada colaboración con el gremio como conferencista, maestro, autor y guía de cientos de abogadas y abogados, fue reconocido en el año 2019 con la Medalla al Mérito Gremial que otorga este Colegio.

Decano de esta institución y del Colegio Nacional del Notariado Mexicano, y miembro activo de ambas instituciones.

De su autoría encontramos artículos, ensayos y libros de los siguientes temas:

Sociedades Mercantiles.
Régimen de capital variable en las sociedades anónimas.
El Notariado.

Actualmente y desde 2018 es titular de la notaría 136 de la Ciudad de México.

Segunda sesión

Prieto Aceves Carlos
Octubre 2018

Carlos Prieto Aceves es hijo del licenciado Javier Prieto Aguilera, quien fuera titular de la notaría 40 del entonces Distrito Federal, Prieto Aguilera influye a temprana edad en su hijo, al correr los años se convierte en su gran mentor dentro de la carrera notarial.

Para el año de 1964 Carlos Prieto Aceves se hace aspirante a notario, siendo derrotado en su primer examen de oposición por el Lic. Joaquín Talavera Sánchez. Al siguiente año, para ser precisos el 2 de septiembre resulta triunfador en el examen de oposición obteniendo así la patente de notario 69.

En el bienio 1979-1980 fue presidente de la entonces Asociación Nacional del Notariado Mexicano. Tiempo después fue electo vicepresidente de la Unión Internacional del Notariado Latino repitiendo el cargo por un par de ocasiones más. Ha sido integrante del Consejo del Colegio de Notarios en diferentes bienios, y presidente del mismo durante el bienio 1985-1986.

Hubo varios notarios que lo impulsaron a integrarse a la vida institucional del notariado como lo fueron el Mtro. Borja Soriano, Lic. Lozano Noriega, Don Graciano Contreras y muchos otros.

Se ha desempeñado como expositor en temas de: Derecho fiscal, Impuesto sobre la renta, Enajenación de inmuebles.

Actualmente y desde 1986 es titular de la notaría 40 de la Ciudad de México, ya que en el año 1986 asumió la titularidad de esta notaría por asociación.

El Lic. Carlos Prieto es el notario Decano Mayor de todos los que integran este grupo selecto de expresidentes del Colegio.

“La profesión sigue siendo fundamentalmente una profesión que debemos brindar de forma personal”

Tercera sesión

Pérez Fernández del Castillo Bernardo
Octubre 2018

Don Bernardo Pérez Fernández del Castillo conforma la cuarta generación familiar en ejercer la profesión notarial a la par que su hermano el doctor Othón Pérez, ambos antecedidos por su bisabuelo, abuelo y su señor padre Lic. Othón Pérez Correa, quien fuera notario 124 del D. F.

Al tiempo que estudiaba la carrera de derecho el licenciado Bernardo se dio a la tarea de trabajar con su padre, llevando juicios hipotecarios y sucesorios.

El 6 de agosto de 1974 resultó triunfador del examen de oposición obteniendo así la patente de notario 23 del Distrito Federal, hoy Ciudad de México.

“Para ser notario, necesitas que sea una obsesión, que todo el tiempo estés absorbiendo, que las antenas las tengas bien paradas para que estés absorbiendo por aquí, que si hay un cuso por allá, si hay una conferencia, algún nuevo libro, que se estén actualizando constantemente”.

Don Bernardo obtuvo el grado de licenciatura en derecho en 1968, más tarde realizó la especialización de Derecho Privado en la División de Estudios Superiores de la Facultad de Derecho de la UNAM. En marzo de 2001 obtuvo el grado de Doctor en Derecho por las Universidades Complutense de Madrid y Anáhuac del Norte.

“Toda profesión está sostenida sobre tres pilares: lo teórico, lo práctico y lo ético. Los tres sumamente importantes” .

Personaje importante que marco su vida profesional fue el Mtro. Manuel Borja Martínez, encontrando en él un buen maestro y amigo.

El doctor ha impartido clases de derecho en la UNAM por más de 48 años, encontrando en ello una mayor vitalidad y buen acercamiento con los jóvenes estudiantes.

"Los valores más importantes de un notario son: la verdad (hacia lo que ve y lo que sabe); la justicia (aspecto distributivo de los bienes) y la lealtad (competencia leal entre colegas).

De su autoría encontramos artículos de revista, ensayos y libros relacionados con los siguientes temas:
Contratos civiles
Derecho notarial, registral
Doctrina notarial internacional
Ética notarial
Deontología jurídica

Cuarta sesión

Rico Álvarez Fausto
Octubre 2018

El 24 de octubre de 1964 el licenciado Fausto Rico resulta triunfador del examen de oposición obteniendo así la patente de notario 6 del Distrito Federal, hoy Ciudad de México. Renuncia a la notaría el 1 de julio de 2015.

Llega al Distrito Federal en octubre de 1956, apoyado por el Lic. Ramón Aguilera Soto actualmente titular de la notaría 118, por medio del Lic. Aguilera conoce al Mtro. Becerra Bautista, quien fuera profesor de la Escuela Libre de Derecho y quien le consiguió dar clases en dicha institución, actividad que desempeño a lo largo de tres años, obteniendo así una solvencia económica favorable.

¿Por qué me hice notario?
En mis tiempos era ser director de un banco (como mi maestro Becerra), ser notario o ser litigante. Yo me decidí por lo segundo, ser notario.

“Si quieren ser notarios luchen por ser notario, propónganselo y singan a morir”

La hija del Mtro. Francisco Lozano le consiguió una cita de trabajo con su padre, quien lo recibió y lo contrato de inmediato.

¿Quieren ser notarios o quieren ser abogados de notaría? Tengan criterio suficiente, sean autodidactas y fórmense un criterio jurídico”

Deben tener control y contar siempre con una libreta de acuerdos y una libreta de escrituras.

El Mtro. Lozano influyo bastante en la vida profesional del Mtro. Fausto Rico para la organización de la notaría.

Una de las cosas que recomienda el maestro Rico es: “Si quieren ser notarios, háganse profesores. Haciéndose profesores ganan tres cosas:”
1) Pueden escoger sus pasantes.
2) Aprenden. El que da clases estudia dos veces.
3) Se contagia uno de la juventud.

Existe una doble finalidad para que un aspirante a notario acuda a todos los exámenes de aspirantes que se presenten y estas son para:
1) Ir conociendo a los sinodales.
2) Aprender a entender lo que está diciendo el sinodal.

Una de las cosas fundaméntales del éxito de un notario es: "El servicio”

Quinta sesión

Domínguez Martínez Jorge Alfredo
Octubre 2018

El Dr. Jorge Alfredo Domínguez Martínez desciende de una familia de abogados litigantes y por razones diversas no continuo con ese legado, optando mejor por el Derecho Notarial.

En el año de 1964 obtuvo el grado de licenciatura en derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México, con la tesis “El fideicomiso”

En el año de 1967 cursaba el primer año del doctorado en derecho en compañía del entonces licenciado Othón Pérez Fernández del Castillo, persona que, de cierta forma influyo para que tomara la decisión de hacerse notario ya que al mismo tiempo Don Othón se preparaba para presentar su examen de oposición a la par de que estudiaba el doctorado.

Para el 20 de julio de 1973 el licenciado Domínguez Martínez resulta triunfador del examen de posición obteniendo así la patente de notario 140 del Distrito Federal, hoy Ciudad de México.

En su actividad docente podemos mencionar que:
• Fue profesor de: instituciones de derecho civil, derecho mercantil, fideicomiso y derecho notarial en la licenciatura y posgrado del Departamento de Derecho de la Universidad Iberoamericana, de 1971 a 1997.
• Impartió la materia de derecho civil de la Escuela de Derecho del Centro Universitario México, División de Estudios Superiores de 1994 a 2003.

Lo principal de la docencia es: “Tratar de transmitir, es fundamental, cuando uno se está proyectando en la vida, se debe tener la convicción de que uno la va a alcanzar”

A finales de los 80´s da a conocer la primer obra de su autoría titulada “Derecho Civil”

Fue presidente del Consejo del Colegio de Notarios del D. F., en el bienio 2000 a 2001.

“El notariado en la Ciudad de México tiene la gran virtud, la gran cualidad de que quien accede a la función notarial no llega improvisadamente, llega preparado para atender los asuntos de la sociedad y así esta puede permanecer tranquila”

En la actualidad el doctor se encuentra asociado con su hijo Alejandro Domínguez García Villalobos, titular de la notaría 236 de la Ciudad de México.

Sexta sesión

Morales Lechuga Ignacio
Octubre 2018

Ignacio Morales Lechuga obtuvo el grado de licenciatura en derecho por la Escuela Libre de Derecho en el año de 1970.

Accede a la función notarial mediante su examen de oposición del cual resultó vencedor en julio de 1974, obteniendo la patente de notario 116 del entonces Distrito Federal, hoy Ciudad de México.

Para el licenciado Ignacio Morales uno de sus mayores logros es haber conocido a grandes maestros, como lo fueron: Don Graciano Contreras ex notario 54; Fausto Rico Álvarez ex notario 6, al cual lo consideró como un padre y con quien formó una asociación después de haberse hecho notario, asociación que duro 6 años.

"El notariado se ha formado como las escuelas, en donde todo el mundo se va ayudando, echando la mano, fortaleciendo vínculos y creando una red solidaria de apoyo para que muchos estudiantes sigan el camino que uno siguió y se conviertan en buenos ciudadanos, buenos abogados”

Don Ignacio Morales Lechuga es abogado, político y diplomático. En su carrera política se ha desempeñado como: procurador general de la República, embajador de México en Francia durante el gobierno de Carlos Salinas de Gortari, fue rector de la Escuela Libre de Derecho. “Para él los papeles más importantes que ha desarrollado a lo largo de su vida han sido el de: esposo, padre y abuelo son los tres cargos de los cuales se siente orgulloso”

El mejor consejo que se le puede dar a los aspirantes a notarios es: “Que no se separen de sus maestros, que tengan la disciplina, porque la disciplina le permite a uno estudiar, levantarse temprano, estar en la escuela, estar en la oficina, multiplicar la producción personal de atención y de tiempo que uno pueda tener”, “Si tiene uno disciplina y le agrega la constancia, la consistencia y la contumacia uno llega donde pretende llegar”